916 301 029
916 303 159
Contacto

Rutinas y ejercicios que mejoran la salud de las personas mayores

Las personas mayores necesitan actividad diaria, como cualquier otra persona de diferentes edades. El ejercicio físico y el movimiento ayudan a luchar contra el envejecimiento; la vida sedentaria, la depresión y la falta de fuerzas o ganas de enfrentarse al día a día. Aunque el ejercicio se recomienda en todas las etapas de la vida; para las personas de la tercera edad es, más bien, imprescindible para mantener el bienestar en todos sus ámbitos.

Eso sí, los ejercicios pueden adaptarse al tipo de circunstancias de cada persona; así como la frecuencia con la que se practican. Para ello, lo mejor es que un especialista o un equipo de médicos lleven a cabo un estudio personalizado y lleguen a unas conclusiones o valoraciones para hacer las recomendaciones pertinentes a cada paciente.

Hay rutinas, ejercicios y entrenamientos que, mediante una fisioterapia adaptada, pueden ayudar a mejorar la salud de las personas de la tercera edad y, además, a mejorar su autoestima.

Entrenamientos para personas de la tercera edad

Para mantener una capacidad motriz adecuada a cada tipo de edad y de persona, para que cada persona se sienta lo mejor posible, hay equipos de fisioterapeutas que se dedican a estudiar los ejercicios que mejor se adaptan a cada uno.

El nombre profesional de estos ejercicios dentro de la fisioterapia es la cinesiterapia, con la cual, a través del movimiento con aparatos mecánicos, los mayores se ejercitan. Puede haber juegos de pedales, ruedas de hombros, placas giratorias o barras paralelas, entre otros.

Esto es esencial para evitar problemas como las atrofias, pero también porque el cuerpo, a cualquier edad, necesita el movimiento. También se aplica a personas que están en fase de recuperación por alguna enfermedad o accidente.

En las personas con movilidad reducida es importante que se sigan realizando ejercicios para mitigar el dolor, evitar que empeore su situación y mejorar su bienestar en general. La autonomía y la autoestima influyen completamente en todo este proceso.