916 301 029
916 303 159
Contacto

Proceso de duelo en el anciano

El duelo es un proceso complicado para todas las personas, no importa la edad que tengan. Sin embargo, en las personas mayores, el proceso de duelo tiene otras características que difieren de cómo lo afrontan las personas más jóvenes.

El proceso de duelo en las personas ancianas se vive, sobre todo, con la pérdida del cónyuge. El cambio de vida que produce es feroz, ya que, normalmente, las personas mayores personas han pasado muchas décadas compartiendo su vida con una misma persona.

Cuándo comienza el proceso de duelo

Suele comenzar justo después del fallecimiento del ser querido o meses más tarde; según lo que tarde cada persona en asimilar y aceptar la nueva situación. No significa que una cosa sea mejor que la otra; simplemente cada persona reacciona de una manera ante el mismo escenario. Además, en ello influye la propia personalidad de cada uno; la relación más estrecha o no que pudiera tener con la persona fallecida, los recuerdos asociados y el estilo de vida que llevaran juntos.

Para las personas mayores hay diversas etapas en las que se divide el duelo. La primera se llama de impacto o perplejidad; cuando se enfrentan por primera vez a la noticia del fallecimiento. Después llegarían la rabia y la culpa; para desembocar en una desesperación que normalmente va unida a una desorganización del mundo.

Llegar a la última fase, la de reorganización del mundo y sanación; pueden pasar varios meses o años. Si se acepta ese vacío y la ausencia se vive como una convivencia nueva, puede llegar a reaparecer una sensación de paz nueva y la visión del ser querido se estabiliza.

Si necesita cualquier tipo de ayuda, no dude en acudir a Residencia Las Matas. Le ayudaremos y aconsejaremos para que usted o sus familiares se encuentren lo mejor atendidos que nos sea posible.