916 301 029
916 303 159
Contacto

En el siguiente post, os vamos a hablar de cómo prevenir y tratar la deshidratación en personas mayores.

La deshidratación se muestra de una forma muy sutil; aunque sus efectos son especialmente dañinos en el organismo de personas de avanzada edad. Se produce cuando perdemos más líquido del que ingerimos y puede producir un estado de confusión, infecciones y debilidad.

¿Qué causa la deshidratación?

Los medicamentos son una de las causas más comunes de deshidratación; ya que las personas de la tercera edad suelen tomar bastantes medicamentos; algunos que son diuréticos y otros que causan sudoración.

Otra de las causas es la disminución de la sed; ya que este sentido va disminuyendo y las personas que no tienen una buena movilidad necesitan de sus cuidadores para que les vayan recordando la importancia de ingerir líquidos.

La función renal es otra causa importante; este fallo va siendo progresivo desde los 50 años hacía delante, siendo más perceptible a partir de los 70 años.

Por su puesto la forma más común de padecer una deshidratación es por enfermedad, cuando hay vómitos o diarreas.

¿Cómo prevenimos la deshidratación en ancianos?

Lo más importante y más fácil de controlar es que se ingiera la cantidad de líquido necesaria durante el día, además de tomar alimentos saludables que contengan agua, como la fruta y la verdura.

Si su familiar se encuentra en una residencia de ancianos o acude a un centro de día, asegúrese que tienen un programa de hidratación que ofrece bebidas entre las comidas. También debe de controlar el peso y evaluar la condición física, así como vigilar el uso de medicamentos diuréticos y laxantes.

Como en todas las enfermedades la clave está en la prevención, en Residencia las Matas le invitamos a que conozca nuestra residencia de mayores, donde por supuesto contamos con un programa de hidratación.

Para ampliar la información de este post puede contactar con nosotros o visitar nuestra página web.