916 301 029
916 303 159
Contacto

La artrosis es una enfermedad de carácter crónico producida por el desgaste del cartílago de las articulaciones. Es la enfermedad reumática más frecuente, sobre todo, en personas de avanzada edad.

FACTORES DE RIESGO QUE PUEDEN PRODUCIR ARTROSIS

No se sabe exactamente cuál es la causa que produce la artrosis, pero hay diferentes factores de riesgo que se relacionan directamente con la enfermedad y que producen ese deterioro. Algunos de ellos son:

  1. EDAD. El desgaste de las articulaciones aumenta según la edad. En ocasiones excepcionales aparece antes de los 50 años, pero no es lo habitual.
  2. SEXO. Afecta más a las mujeres, sobre todo a partir de los 50 o 55 años, coincidiendo también con la menopausia, época en la disminuyen los niveles de estrógenos, siendo esto un factor de riesgo.
  3. GENÉTICA. No se trata de una enfermedad hereditaria pero hay un componente genético que afecta, ya que la forma de las articulaciones y la biomecánica pueden ser factores que influyan en el desarrollo de la enfermedad.
  4. ACTIVIDADES FÍSICAS. Practicar un deporte, sobre todo de forma profesional, en el que el gesto deportivo implica muchas repeticiones iguales que sobrecargan una articulación, puede aumentar la posibilidad de sufrir artrosis. También influye si hemos tenido anteriormente lesiones deportivas y/o traumatismos al practicar la actividad.
  5. SEDENTARISMO. Es también un factor de riesgo, ya que no practicar ejercicio físico provoca que no se ejercite el cuerpo y aumente el riesgo. Además, esto también puede llevarnos a sufrir obesidad, un problema que influye tanto en la aparición de artrosis como en el empeoramiento de los síntomas de la enfermedad.
  6. ACTIVIDAD LABORAL. En muchos trabajos rutinarios se repiten los mismos movimientos cada día o necesitan de un esfuerzo físico superior para desarrollar la tarea. Estas cargas pueden ser uno de los desencadenantes de la artrosis.
  7. OTRAS ENFERMEDADES. Otro tipo de patologías que afecten a las articulaciones como la artritis podrán ser factores de riesgo.

¿CÓMO SE PUEDE RALENTIZAR LA DEGENERACIÓN?

En el caso de la artrosis en los pies es fundamental un tratamiento precoz para mitigar la continua degeneración de la articulación. A nivel podológico es fundamental:

  • – Visitar al podólogo para valorar el estado de las articulaciones del pie a través de una exploración y las pruebas complementarias que considere el profesional.
  • – Realizar un estudio biomecánico de la pisada al paciente. Con los datos obtenidos el profesional valorará un posible tratamiento.
  • – En el caso de ser necesario, el paciente puede necesitar una quiropodia para controlar las zonas de hiperqueratosis (endurecimiento y engrosamiento de las capas de la piel), o los posibles problemas en las uñas que pueda presentar.