916 301 029
916 303 159
Contacto

Residencia las Matas

Desde el comienzo de la pandemia las autoridades sanitarias han tenido claro que ciertos grupos de población presentaban una mayor predisposición a sufrir complicaciones de salud graves si se produjera el contagio por Coronavirus. Los pacientes con hipertensión siempre han formado parte de ese segmento de la población especialmente vulnerable.

El Coronavirus ha puesto el foco sobre estos pacientes crónicos que, si bien no están más expuestos al contagio que las personas sin condiciones médicas previas, sí que tienen más posibilidades de sufrir las complicaciones más graves de la infección:

  • Disfunción pulmonar
  • Insuficiencia respiratoria y distrés pulmonar
  • Hipoxia silenciosa (deficiencia de oxígeno en la sangre)
  • Daños en el tejido cardíaco
  • Alteraciones en el metabolismo de los lípidos y la glucosa
  • Ralentización del proceso de recuperación

4 recomendaciones clave para pacientes con hipertensión

A medida que se han ido conociendo más detalles acerca del comportamiento del Covid-19 en pacientes con hipertensión arterial, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha ido actualizando la lista de recomendaciones que tanto pacientes como cuidadores de personas dependientes deberían tener presentes durante la pandemia.

Las recomendaciones para minimizar los efectos del Coronavirus en pacientes hipertensos se pueden resumir en estos cuatro puntos:

  • Mantener en todo momento la medicación prescrita
  • Evitar los desplazamientos innecesarios
  • Llevar un control regular de la presión arterial
  • Mantener unos hábitos de vida saludables

Si el confinamiento ha sido una exitosa medida de contención del virus, ahora deben tomar el relevo la responsabilidad, el sentido común y la información. Los médicos nos recuerdan que hay un cuarto de la población del planeta que padece esta enfermedad y que por este motivo está más expuesta a sufrir las consecuencias más graves del contagio. Proporcionarles los medios necesarios para su progresiva vuelta a la normalidad e insistir en el mantenimiento de unos hábitos saludables son condiciones indispensables para abordar la hipertensión arterial en el contexto actual.