916 301 029
916 303 159
Contacto

La osteoporosis es una enfermedad esquelética donde se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Los huesos se vuelven más porosos, más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

En condiciones normales, una persona alcanza a los 30-35 años una cantidad máxima de masa ósea y a partir de ese momento, existe una pérdida natural de masa ósea.

Existen muchas otras causas como alcoholismo, fármacos, enfermedades inflamatorias reumáticas, endocrinas, hepáticas, insuficiencia renal… Se denomina epidemia silenciosa porque no manifiesta síntomas hasta que la pérdida de hueso es tan importante como para que aparezcan fracturas; las más frecuentes son las vertebrales, las de cadera y las de la muñeca y afecta principalmente a mujeres después de la menopausia.

El riesgo de padecer osteoporosis vendrá determinado por el nivel máximo de masa ósea que se obtenga en la edad adulta y el descenso producido por la vejez. Además del envejecimiento, en su aparición intervienen factores genéticos y hereditarios.

Las hijas de madres que tienen osteoporosis, por ejemplo, adquieren un volumen de masa ósea inferior que el de hijas de madres con huesos normales, y lo mismo sucede con gemelos univitelinos.

Tipos de osteoporosis

La osteoporosis se divide en tres tipos dependiendo de cuál sea la causa que la provoca.

El objetivo del tratamiento es la reducción del número de fracturas por fragilidad y dependerá de las características del paciente. Para que este tratamiento sea eficaz debe seguirse de forma constante durante varios años.

Para ello, lo mejor es estar en Residencia Las Matas. Tendrá todo los cuidados que necesite para su enfermedad, además de otro tipo de terapias para mejorar su calidad de vida.