916 301 029
916 303 159
Contacto

Residencia las Matas

Siempre es necesario mantener la mente en estimulación o “en forma” y, más aún, a partir de una determinada edad. Resulta imprescindible para prevenir la pérdida de capacidades y así mantener nuestra calidad de vida y nuestra independencia.

El deterioro cognitivo es un desgate progresivo de facultades como la memoria, atención, cálculo, razonamiento, orientación y percepción del espacio tiempo. Para prevenirlo, la terapia ocupacional emplea diferentes métodos para estimular a las personas mayores, con objetivos de prevención y rehabilitación de dolencias que puedan surgir, tanto de carácter temporal como permanente.

La estimulación cognitiva no sólo mejora nuestra capacidad mental, también favorece la socialización y la creación de lazos de amistad entre las personas mayores al interactuar durante de los talleres de actividades.

En primer lugar, nuestros expertos realizan una evaluación inicial. Sobre esa base, se define el programa de trabajo y, durante su desarrollo, se realiza una evaluación constante de los resultados para adaptar las diversas actividades de psicoestimulaciónpsicomotricidad y destreza manipulativa. Este proceso se realiza junto con el equipo de psicología, para que los grupos de actividades y los ejercicios respondan al diseño más más adecuado.

1. Método tradicional

Consiste en trabajar de forma individual con cada persona mediante fichas de papel y lápiz para que realicen ejercicios de escritura, cálculo, dibujo o cualquier otro que permita trabajar su capacidad de lecto-escritura. Estos ejercicios están dirigidos a personas con un estado cognitivo normal o, en su caso, con deterioro muy leve o moderado. En estos casos, el objetivo es prevenir el deterioro cognitivo y mantener los niveles de destreza, funcionalidad y agilidad mental.

2. Método manipulativo

Cuando por motivos físicos, como temblores o rigidez de las manos, o psíquicos no resulta posible trabajar los ejercicios tradicionales, podemos introducir otros materiales de trabajo como puzles, lectofotos o figuras fondo. Además, también se pueden elaborar algunos materiales propios utilizando imágenes de revistas, pinzas o tapones. De este modo, es posible fortalecer la destreza manipulativa, esencial en la vida cotidiana. Este método se puede trabajar a nivel individual o colectivo.

3. Método oral

Se aplica para personas que padecen un déficit importante de las capacidades manipulativas o visuales necesarias para realizar los ejercicios anteriores, bien por la edad o bien por dolencias propias. En estos casos, pasamos a trabajar con la voz. A diferencia de los métodos anteriores, esta técnica requiere un trabajo en grupos que sean lo más homogéneos posible para que las actividades cubran las necesidades de todos los participantes.

4. Método digital

Las tecnologías nos ofrecen numerosas posibilidades para estimular a nivel cognitivo a las personas mayores. Se puede utilizar una plataforma online llamada ‘NeuronUp’, que está ofreciendo grandes resultados. Primero se prepara una sesión individualizada y, después, las actividades se autorregulan en función de los resultados. Además, se organizan sesiones grupales simultáneas o individuales para aquellos que aún no estén familiarizados con los dispositivos electrónicos y necesitan aprender a manejarlos.

estimulación