916 301 029
916 303 159
Contacto

¿Qué actividades realizar con las personas de la tercera edad?

¿Qué actividades realizar con las personas de la tercera edad?

Llegar a la edad dorada no debe ser sinónimo de aburrimiento. Por ello, en nuestra residencia trabajamos cada día para que nuestros residentes se encuentren activos tanto físicamente como mentalmente. Realizar actividades en la tercera edad les aporta muchos beneficios, ya que mejoran su capacidad cognitiva a la vez que se relacionan con los demás.

El simple hecho de caminar por un parque, salir a leer a otro lugar que no sea la casa o compartir charlas y compañía con amigos, pueden ser algunas de estas actividades. Sin embargo, en el caso de las personas mayores que se encuentran incapacitadas o tengan una movilidad limitada, existen otras tareas que pueden evitar el aburrimiento y sobretodo el sedentarismo.

En el post de esta semana, os dejamos algunos ejemplos de actividades que se realizan en las residencias de la tercera edad:

  • Charlas sobre la actualidad. Se trata de un ejercicio que mejora la capacidad cognitiva e intelectual. Gracias a estas charlas los mayores atenderán a la información de actualidad, ordenarán sus ideas y podrán debatir sobre ellas.
  • Terapia con animales. Los animales son unos estupendos acompañantes para todas las edades de la vida, también en la tercera edad, sobre todo en personas mayores con deterioro cognitivo.
  • Contacto intergeneracional. Mantener el contacto ya sea con niños, adolescentes o personas de otras edades favorecerá a los mayores a tener contacto con otras realidades distintas a la suya, por lo que abrirán su mente.
  • Lectura y juegos.  La lectura es muy beneficiosa para los mayores, ya que les hace activar su mente. Por otro lado, los juegos tanto individuales como en compañía les ayudan a desarrollar sus habilidades y capacidades.
  • Ejercicio físico y fisioterapia. La practica de deporte y la realización de algunos ejercicios sencillos de fisioterapia, ayuda a las personas mayores a sentirse más seguras, a reducir la torpeza al caminar y evitar fallos posturales. Además, se previenen las posibles caídas, uno de los principales peligros en la tercera edad.