916 301 029
916 303 159
Contacto

Vigilar el peso de los ancianos es clave para evitar futuras enfermedades

No hay otro factor más determinante en algunos ancianos como el peso para detectar que algo no va bien dentro de nuestro organismo. En efecto, el peso es el indicador que nos hace sospechar que podemos tener un problema de salud mucho más grave, ya que la pérdida de peso en sí misma no suele ser demasiado grave; de hecho, para subir de peso sólo debemos aumentar de forma progresiva la dosis de alimento que ingerimos y cambiar algunos productos por otros con más hidratos (como pasta o arroz).

Pero cuando realizamos todas estas acciones y comprobamos que nuestro cuerpo no aumenta de peso, si no que sigue bajando; quiere decir que tenemos un problema de salud mucho más grave y que es necesario que nos sometamos a una analítica para que nos informen del problema.

Por ello, desde nuestra residencia queremos recomendar a todos nuestros seguidores que no dejéis nunca de comprobar vuestra báscula, pues se trata de un potente aliado para comprobar si nuestra salud va por el buen camino.