916 301 029
916 303 159
Contacto

Ventajas y beneficios de la fisioterapia en mayores

Ventajas y beneficios de la fisioterapia en mayores

Hoy os queremos hablar de las innumerables ventajas que tiene para la salud en personas mayores el uso de la fisioterapia. La fisioterapia tiene, entre otras muchas ventajas, fundamentalmente 3 por las que su uso está comúnmente extendido y por las que se recomienda su uso. Son las de prevenir, curar y facilitar la recuperación de lesiones.

Prevenir porque ayuda a que no aparezcan lesiones de gravedad siempre que nuestro cuerpo se encuentre habituado a un nivel de ejercicio continuado y constante. Al hablar de personas mayores, debemos dejar claro que no es tan importante que sea un ritmo alto tanto como que se realice de manera segura y habitualmente. Así, el cuerpo acabará asimilando esta tarea física como algo normal y nos notaremos mejor, también el cuerpo irá aumentando su umbral de resistencia y podremos realizar las tareas de manera más sencilla. Nos cansaremos menos y notaremos mejoría.

Curar lesiones es otra de las ventajas que tiene la fisioterapia. Nos ayuda a que nuestro umbral de dolor sea menor, siempre que estemos acostumbrados a un mínimo ejercicio físico y que nuestro cuerpo se encuentre en buenas condiciones. Es por ello que, cuando tenemos una lesión o una dolencia, mejora las funciones básicas del organismo y se consigue así, con un tratamiento constante y eficaz, que el tiempo de lesión se reduzca y lo llevemos con menos dolor y de la mejor manera posible. Ayuda, además, a mantener en buenas condiciones tanto nuestros músculos como nuestras articulaciones y también mejora la flexibilidad, por lo que será más sencillo recuperarse de los golpes o achaques.

Por esto último que comentamos es por lo que también facilita la recuperación de dolencias. Al estar nuestro organismo acostumbrado a esta sensación de bienestar que se produce con el ejercicio, también podremos reducir el dolor y conseguir una mejor adaptación a una situación como es un golpe o dolor muscular. Como nuestro cuerpo está más y mejor adaptado, nos cuesta menos estar en perfectas condiciones y sentirnos mejor.