916 301 029
916 303 159
Contacto

Predisposición hereditaria al cáncer de mama

MAYOR SUPERVIVENCIA AL CÁNCER DE MAMA

Cada año, en España, aparecen 26.000 nuevos casos de tumores mamarios, de los cuales un 20% se encuentran en mujeres por debajo de los 45 años. Actualmente, gracias a los avances científicos la tasa de supervivencia ha aumentado un 1,4% y si sitúa en torno al 83%.

En el caso del cáncer de mama, un 10% de las mujeres que lo padecen se debe a factores hereditarios. Por ello, existe una prueba genética que, por medio de la saliva, detecta el riesgo de desarrollar células cancerígenas en una mujer descendiente de otra que lo haya padecido. Por lo tanto, hablamos de predisposición hereditaria al cáncer de mama en aquellas situaciones en las que existen antecedentes familiares.

PREDISPOSICIÓN HEREDITARIA

Cuando existen estos antecedentes personales o familiares, que pueden hacernos sospechar acerca de esta predisposición hereditaria, es conveniente acudir al especialista o a una Consulta de Consejo o Asesoramiento Genético en Cáncer. De esta manera, saldremos de dudas mediante un detallado estudio del árbol genealógico, estudios familiares por la parte materna y la parte paterna, incidencia del cáncer en edad temprana en la familia y un análisis de sangre que indicará o no una mutación genética.

Si reunimos toda esta información podremos detectar el cáncer de forma precoz y tomar las medidas preventivas necesarias, que pueden ser claves para frenar el desarrollo de esta enfermedad y para salvar la vida de muchas mujeres.

Lo más recomendable, si las pruebas salen favorables al desarrollo de células cancerígenas, es la intervención quirúrgica y la extirpación de aquellos órganos que pueden verse afectados por el cáncer.

El riesgo de sufrir cáncer de mama desciende en un 90% y en un 80% el de sufrir cáncer de ovarios si se opta por la cirugía como medida preventiva ante una predisposición genética. Además del miedo lógico que cualquier ser humano sentiría ante esta situación, se añade el temor de transmitir dicha mutación genética a los hijos, aunque las probabilidades en estos casos son del 50%.