916 301 029
916 303 159
Contacto

La obesidad en los ancianos

Actualmente existen muchos tipos de enfermedades, algunas de ellas muy peligrosas para los ancianos; como el Alzheimer, la diabetes, etc. Sin embargo, hoy belly-2354_640nos centraremos en hablaros de “La gran enfermedad del Siglo XXI”, según la OMS (Organización Mundial de la Salud): La obesidad.

La mala alimentación, el sedentarismo y los cambios metabólicos de la edad pueden hacer que ese esbelto cuerpo que tenemos durante la juventud cambie a otro mucho menos saludable. Y es que la grasa puede llegar a acumularse en zonas como el abdomen (en los hombres) y las piernas (en las mujeres). Reduciendo nuestra movilidad y aumentado el sedentarismo, ya que cuando hacemos ejercicios nos cuesta más, nos cansamos antes y sudamos más.

gym-455164_640Precisamente, el sedentarismo es otra de las causas de la obesidad. Cada día necesitamos ingerir cierta cantidad de energía para llevar a cabo nuestras labores diarias; sin embargo, hay días en los que comemos más. Lo correcto es hacer una rutina de ejercicios diarios que nos ayuden a quemar esa ingesta ‘extra’ de energía, ya que de no hacerlo puede acumularse en forma de grasa.

Por suerte, en nuestra residencia cuidamos mucho la alimentación que damos a nuestros ancianos y realizamos rutinas de gimnasia, para evitar este tipo de problemas.