916 301 029
916 303 159
Contacto

La importancia del consumo en vitamina C en los ancianos

Generalmente se relaciona el consumo de vitamina C con la cura de resfriados o gripes, pero la vitamina C o ácido ascórbico posee numerosas funciones en el organismo.  Una de ellas muy importante es que ayuda a absorber mejor el hierro que contienen los alimentos. También contribuye a su mejor aprovechamiento una vez absorbido.

Participa en la transformación de varios aminoácidos, que son elementos imprescindibles aportados por las proteínas de las carnes, huevo y quesos fundamentalmente, elementos importantísimos para el funcionamiento del sistema nervioso y hormonal.

¿Qué alimentos son los que tienen vitamina C?

Fundamentalmente las frutas cítricas (mandarina, pomelo, naranja). También la tienen el resto de las frutas, en menor cantidad, como manzana, melón, pera, plátano, kiwi, melocotón, cereza, piña, mango, fresa, mora y frambuesa.
Las hortalizas también tienen vitamina C, por ejemplo el tomate, brócoli, repollo, coliflor, zanahoria, acelga, espinaca, apio, hinojo, lechuga, pimiento, pepino, rábano.

Si se consumen crudos, se aprovecha mejor. La variedad asegura un aporte de nutrientes completo ya que son necesarios todos los componentes de los alimentos para mantenerse sano.

Beneficios probados de la vitamina C

  1. Es vital para la salud del cerebro.
  2. La vitamina C te pone de buen humor.
  3. Reduce el estrés y la ansiedad.
  4. Ayuda a combatir la depresión.
  5. Reduce los síntomas de fatiga.
  6. Puede retrasar el deterioro cognitivo asociado con la edad.
  7. Mejora la actividad de la tiroides en dosis bajas.
  8. Mejora la presión arterial.
  9. Es beneficiosa para el flujo sanguíneo.
  10. Puede combatir el cáncer y alivia los síntomas de su tratamiento.

Efectos secundarios de la vitamina C

En caso de ingerir más cantidad de la dosis diaria recomendada, la persona puede tener dolores de estómago y de cabeza, calambres y diarrea. Las altas dosis en pacientes con otros tipos de deficiencia les pueden causar piedras en los riñones.

La realidad es que hoy día no hay evidencia científica confiable que pruebe que el consumo de grandes cantidades de vitamina C (ejemplo 10 gramos por día en un adulto) sea tóxico o vaya en detrimento de la salud de las personas, ya que es hidrosoluble, por lo tanto el exceso de la misma se elimina por la orina.