916 301 029
916 303 159
Contacto

La demencia senil, un problema frecuente

En anteriores ocasiones os hemos hablado de un problema frecuente en la vida de los ancianos, el alzhéimer. Hoy, sin embargo, queremos hacer mención a otro problema típico de las personas mayores y que, muchas veces, es confundido con el alzhéimer. En efecto, hablamos de la demencia senil.

La demencia senil hace referencia a un conjunto de síntomas que incluyen la disminución del funcionamiento intelectual que interfiere con las funciones normales de la vida y se utiliza generalmente para describir a las personas que tienen dos o más funciones importantes de la vida impedidas o perdidas como la memoria, lenguaje, percepción…

Pese a que es difícil evitarla, las diferentes causas de esta enfermedad hacen que la demencia pueda llegar a paliarse; las más frecuentes son el Alzheimer, los cuerpos de Lewy, accidentes cerebrovasculares pequeños…

Merece la pena destacar que la demencia ocurre a una edad avanzada y la mayoría de los tipos de demencia son irreversibles.