916 301 029
916 303 159
Contacto

El síndrome vespertino

El síndrome vespertino

Algunos pacientes que sufren Alzheimer pueden experimentar inquietud, confusión y agitación al llegar la tarde y durante la noche. Se trata del síndrome vespertino, también conocido como síndrome crepuscular o sundowning.

Este trastorno se caracteriza por la presencia de un periodo de agitación e irritación cuando comienza la tarde y continúa después en la noche. El síndrome vespertino afecta hasta un 20% de los pacientes de Alzheimer, por lo general surge en la etapa intermedia de esta enfermedad, y todo apunta a que su principal causa es una disfunción del ritmo circadiano.

Este síndrome también puede aparecer por cambios ambientales, cansancio mental y físico o por algunas enfermedades que general malestar a las personas mayores.

Síntomas

– Confusión y agitación

– Conductas deambulatorias.

– Desorientación.

– Intentar hacerse daño.

– Gritos o musitaciones.

– Una alta actividad nocturna y sueño durante el día.

Estos síntomas suelen aparecer al atardecer, ya que las personas que sufren Alzheimer creen que ha llegado el momento de regresar a su casa, después del trabajo o de clase.

Tratamiento

El tratamiento para afrontar el síndrome vespertino dependerá de cada paciente. Sin embargo, podemos seguir una serie de consejos para mejorar este trastorno:

– Exponer al paciente a luz natural en las primeras horas de la mañana para regular el reloj biológico.

– Reducir el ruido ambiental.

– Transmitirle tranquilidad.

– Evitar que la persona con Alzheimer duerma durante el día, manteniéndola ocupada con actividades sencillas.

– Eliminar por completo la cafeína y seguir una alimentación saludable, reduciendo el consumo de dulces.

– Establecer horarios fijos para comer, tomar las medicinas, realizar actividades, etc.

– Evitar los cambios frecuentes de entorno y ambiente.

– Paseos al aire libre.

Si el anciano vive en una residencia es recomendable colocar en la habitación objetos que le sean familiares y reconfortantes.