916 301 029
916 303 159
Contacto

Ejercicios cognitivos para mayores

Ejercicios cognitivos para mayores

Vivir lo máximo que podamos es el deseo de muchos, pero nuestra mente es uno de los bienes más preciados y disfrutar de su calidad en la etapa adulta también lo es. Algunas personas mayores alcanzan gran lucidez cognitiva, en cambio otras ven afectado sus estímulos provocado por diversos problemas de memoria.

Estos problemas se produce a medida que cumplimos años, provocando la decadencia y la pérdida de las facultades mentales. Esto se debe en gran parte a que cuando nos hacemos mayores el cerebro se apelmaza por una actividad cada vez más sedentaria, ralentizándose y provocando pérdidas de memoria. Además el estrés puede causar un deterioro de las facultades mentales a lo largo de la vida.

El cuidado de la mente es igual o más importante como el cuidado físico, ya que nos permite realizar la gran mayoría de las funciones esenciales de nuestro organismo. Tanto es así que si no nos preocupamos por nuestra mente, corremos el riesgo de padecer ciertas enfermedades como el alzheimer, para muchos, una enfermedad asociada a la falta de motivación y ejercicios mentales como la memorización. Por ello, existe una serie de actividades y ejercicios cognitivos que ayudan no solo a ralentizar el deterioro, sino a mejorar la memoria.

“Expertos e investigaciones recientes recomiendan un entrenamiento diario que nos permita tener una mente joven con actividades como crucigramas, rompecabezas, sudokus, entre otras muchas”.

   – Leer. La lectura es, sin duda, uno de los mejores ejercicios para tener en forma nuestra mente. Se recomienda leer un mínimo de media hora, aunque lo mejor sería hacerlo por una hora o  más.

   – Ejercicio físico. Realizar deporte habitualmente y de forma constante mejora el ritmo cardíaco y la circulación de la sangre, lo que provoca que el cerebro se encuentre bien irrigado, manteniendo en buen estado las conexiones entre las neuronas, esenciales para el pensamiento. Se recomienda un mínimo de andar media hora al día.

   – Memorizar cosas. Para fortalecer nuestra memoria, que mejor que ponerla en marcha. Por ejemplo, trata de recordar una lista de cosas que te quedan por hacer o comprar o incluso cosas que pasaron hace mucho tiempo.

   – Mirar fotografías. Esto suele ser muy práctico y además, suele gustar mucho a las personas mayores. Mirando fotografías antiguas pondrán a prueba la memoria ya que recordarán lo que sucedió en aquella época, en aquel momento.

   – Jugar. Uno de los aspectos que más de moda se ha puesto en los últimos años. Jugar a través de actividades lúdicas como el ajedrez, cartas, puzles o a través de aplicaciones móviles. Resultará divertido además de ejercitar la mente en los mayores. Existen multitud de webs donde podrá encontrar juegos online para entrenar la memoria.

   – Aprender. Está más que comprobado que aprender cosas nuevas hace que mantengas un aprendizaje constante, por lo que el cerebro realiza nuevas conexiones que mejora nuestra mente. Esto puede ser aprender un idioma, tocar un instrumento o tomar clases para desarrollar cualquier habilidad.

   – Viajar. Dicen que es la mejor cultura que podemos adquirir, y así es. El conocer sitios y lugares nuevos hace que nuestra mente siempre esté activa, en alerta, por lo que estaremos ejercitándola continuamente sin darnos cuenta. No hace falta que vayamos lejos, sino solo con visitar aquellos sitios a los que no vamos desde hace mucho tiempo, ya estaremos poniendo a prueba la memoria de los mayores.

   – Dormir. Se debe dormir una media de 8 horas diarias, además algunos expertos recomiendan echarse una siesta de entre 20 / 30 minutos. La memoria también se debe sintetizar y descansar todo lo que se va aprendiendo.

   – Buena alimentación e hidratación. El consumo de alimentos ricos en antioxidantes, para neutralizar los radicales libres que envejecen el cerebro y  una correcta hidratación para contribuir al mantenimiento de las funciones cognitivas.

Poner a prueba y conocer el mundo, son los mejores ejercicios cognitivos para que los mayores ejerciten la mente. Por ello, se recomienda siempre estar cerca de los más jóvenes, de los nietos, así podrán imaginar y la mente no se atrofiará antes de tiempo.